Comunicado de Unión Profesional relativo al estado de alarma decretado a causa del COVID-19

Ante la pandemia producida por el COVID-19 y el Estado de Alarma decretado por el Real Decreto aprobado en Consejo de Ministros, Unión Profesional, como organización que agrupa a 34 Consejos Generales y Colegios de ámbito nacional, declara:

  • La necesidad de que toda la ciudadanía atienda a las indicaciones de las Administraciones Públicas y, como tales, también las de los Consejos Generales y los Colegios Profesionales nacionales y territoriales, que han emitido sus correspondientes comunicados.
  • Que es imprescindible observar las instrucciones que, con carácter general, ha determinado el Gobierno estatal y que desarrollarán las autoridades autonómicas; en ámbitos específicos relacionados con el ejercicio de las profesiones, las instrucciones indicadas para la mejor actuación tanto de los y las profesionales como de la ciudadanía.
  • Que la ciudadanía puede y debe recurrir a los y las profesionales solo cuando sea estrictamente necesario.
  • Que todo profesional colegiado está sujeto a la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas y los protocolos establecidos en el marco de la ética y deontología profesional, lo que supone una garantía para la ciudadanía.
  • Que estamos ante un asunto de responsabilidad individual y colectiva basado en el interés general que todos y todas debemos asumir, sin que ello dependa de los posibles premios o sanciones.
  • Que los y las profesionales organizados en Colegios, cada uno en el  ámbito que por su profesión le corresponda, aportarán sus conocimientos, competencias y habilidades para afrontar el curso de esta pandemia, optimizando los recursos, medios y actuaciones con criterios profesionales que deberán ser aplicados en el marco de las normas, los protocolos y la deontología profesional.
  • Que más que nunca hemos de pensar en el otro y cuidar de nosotros mismos y las personas a nuestro alrededor, atendiendo a las pautas dadas por los y las profesionales y al respeto hacia los demás, dado que cuanto hagamos en estas circunstancias repercutirá en el conjunto de la ciudadanía.